Misión humanitaria | El Hogar del Buen Pastor lleva un cuarto de siglo ayudando al más necesitado

Publicado en: Sin categoría | 0

En el antiguo local del cine Eureka de Puerta de Tierra se levanta hoy por el pasado cuarto de siglo, el Hogar del Buen Pastor, sede de rehabilitación de hombres y mujeres mayores de 18 años. Ubicado en la avenida Constitución 250 esquina Pelayo, durante los años 30 al 50, fue sede del Taller de don Juan Rosado, una escuela de artes plásticas donde los artistas como Rafael Tufiño y Tony Maldonado se educaban haciendo rótulos y diseñando carrozas para la época de carnaval.

Hacia 1993, la hermana Rose Marie González, fundadora del hogar, al darse cuenta de la cantidad de jóvenes que deambulaba por las calles y abusando de las drogas y el alcohol, decide levantar estos cuarteles para fundar un espacio para su educación, rehabilitación y desintoxicación.

“Durante estos pasados 25 años, la Sister Rose Marie ha dedicado el hogar a salvar vidas y dar una segunda oportunidad a personas que lo necesitan. Se proveen servicios de vivienda y rehabilitación a deambulantes sin techo, con o sin problemas de adicción a drogas y alcohol. Se ofrecen servicios de salud, acupuntura, talleres de vida para ayudar a retomar las riendas propias como el manejo de dinero, controlar la ansiedad, el manejo del coraje, adiestramientos laborales y toda la programación que les ayude a rehabilitarse y así obtener trabajo y vivienda. Al finalizar su estadía se reintegran a la comunidad como seres de bien y provecho para Puerto Rico”, declaró Cruz Rafael Caraballo, administrador de este centro.

Se instaló el hogar un 22 de febrero con pocos participantes y empleados. Cuenta ahora con 21 empleados, espacios para 77 residentes; hay tres microempresas de bordados, cafetería y la tiendita de Joy, un abastecimiento de libros, ropa de niños, hombres y mujeres, zapatos, ropa de casa, artículos del hogar, música, y accesorios de segunda mano. Son dos almacenes, uno al frente de su local y otro en el centro comercial San Patricio en Guaynabo.

“Celebramos este pasado sábado, 24 de febrero, nuestro 25 aniversario y la transformación ha sido grande y exitosa. Las recompensas han sido un gran alivio para el hogar, la ayuda de los voluntarios y donativos que recibimos, nos permiten mantener los servicios de forma gratuita a las personas que lo soliciten. El objetivo es continuar labores para ser autosustentable a través del desarrollo de las microempresas. Ha habido fracasos y les acompañamos igual en sus altas y sus bajas. El hogar tiene la particularidad de que se viva lo más parecido a cuando se reincorporen a la sociedad y tengan que enfrentarse a la realidad, al terminar su proceso”, dijo Caraballo.

Entre sus empleados tienen manejadores de casos, sicólogo, consejero en adicciones, en salud, supervisión de adiestramientos, encargados de las microempresas, empleados de contabilidad y mantenimiento. Para mayor información, llamar al 787-721-8579 o personarse al hogar.