Testimonio de Jean Carlo Rodríguez

 

Mi nombre es Jean Carlo Rodríguez y quiero contar parte de mi experiencia de recuperación antes de llegar al Hogar del Buen Pastor y como el hogar me ha ayudado.

Llegué destruido por las drogas y sin tener un hogar. Las drogas me habían quitado todo, aún las ganas de vivir tras años de sufrimiento y dolor de nada más pensar que no podia salir de ese infierno, porque era sentir el mismo infierno lo que me toco vivir.

Cuando se me da la oportunidad de ingresar al hogar, que pensaba que no iba a poder perseverar, todo en mi vida comenzó a cambiar.Sentí un gran amor; era el amor de DIOS primeramente y despues de cada uno de los empleados que trabajaron mi recuperación.

Me sentí apoyado desde el comienzo y hasta hoy he sentido el mismo apoyo. Comencé a involucrarme en cada una de las actividades y terapias que ofrece el programa como la acupuntura, el circulo de oración, las reuniones de valores, los adiestramientos y todo esto antes mencionado me ha ayudado a tener las herramientas necesarias para tener una visión de la mejor vida que queria tener y tengo ahora.

Sister Rosemarie González comenzó a ser más que una madre para mi, por primera vez en mi vida tuve la oportunidad de hablar con alguien y desahogarme del dolor interno que por mucho tiempo había vivido. El alivio y la sanidad interior es uno de los más grandes milagros que han ocurrido en mi vida desde el momento que decidí ingresar.

Hoy gracias a DIOS soy un ser humano activo, positivo y con grandes metas de crecimiento profesional. Gracias a Sister Rosemarie y al Hogar del Buen Pastor soy otra persona y siempre le estaré agradecido al hogar por todo lo que hicieron por mi, les estoy les estaré completamente agradecido.

Hoy día Jean Carlos es miembro de la Junta Directiva en función de vocal. Jean nos sentimos muy orgullosos de tu esfuerzo y recuperación, te queremos, te apreciamos y te respetamos mucho. Un fuerte abrazo de parte de todos los empleados y residentes del Hogar del Buen Pastor.